Las 29 esculturas, alusivas a la obra inmortal de Cervantes, han significado para esta artista un ejercicio de difusión, como contribución al conocimiento del texto cervantino. Sin duda, se ha recreado mucho más en la Primera Parte, por ser más conocida por el gran público, y ha destacado los episodios más relevantes de la Segunda.

En esta sala también se ilustran los bustos del escritor y protagonistas, en la “isla central”, para que escolares y visitantes puedan conocer los motivos prioritarios de su significado. La sala se completa con la  apropiada valoración y las opiniones de escritores e intelectuales.