Este espacio ofrece una interesante exposición de repujado en estaño que muestra una colección de distintas piezas, como creaciones funcionales y decorativas, que nos recuerdan al arte bizantino.

Las obras expuestas demuestran la evolución de esta clásica técnica, desarrollada por la autora con la peculiaridad de la renovación en sus diseños, así como el colorido que aplica al material con óleos de alta calidad. Todo ello aporta un aire de exclusividad y distinción al oficio de la ornamentación con metales.

Además, la  sala cuenta con una serie de obras escultóricas, dedicadas al arte oriental, así como la recopilación de obra dispersa en distintos formatos de creatividad.